Hola, hace dos meses pusimos un contacto que era el siguiente. Pareja dominante en la treintena, busca mujer sumisa y bisex de Madrid. No habrá dolor físico, pero sí sumisión. Abstenerse casadas o con relación estable, si no es con el consentimiento de su pareja. Sólo mujeres de Madrid o que se puedan desplazar. Imprescindible foto. Nos escribieron varias mujeres y después de hablar por teléfono y hacer la selección, quedamos un sábado por la tarde.

Quedamos en una cafetería cerca del Hotel, nos presentamos, nuestra sumisa se llama Loli, mi novia se llama Juani y yo Antonio. Nos tomamos un café y la preguntamos si había cumplido las órdenes que la dimos el día anterior por teléfono, dijo que sí, entonces se levantó Juani y la dijo a Loli, acompáñame al servicio.

A los cinco minutos salieron, me dijo Juani, lo ha cumplido todo, se ha depilado todo su coñito, lleva las bolas chinas metidas en su coño y tiene el tanguita todo meado como la dijimos.

Dije yo, serás una buena esclava y la toqué el coño por encima del tanguita mojado, metiendo la mano entre su falda por debajo de la mesa, en esto Juani, me dijo, ya sabe cómo sabe mi coñito, pues la he dicho que me diera unos lametones para empezar a calentarlo, yo me acerqué a su boca y la di un beso, mientras seguía maniobrando en su entrepierna. En ese momento se levantó Juani de la mesa y dijo vámonos al hotel que me estoy calentado y quiero utilizar a esta cerdita.

Pagamos y nos fuimos al hotel, primero subió ella a los diez minutos subimos nosotros, cuando subimos, estaba como la dijimos, solamente con el tanguita mojado.

Yo la dije, ponte de rodillas perra y empieza a chuparme la polla, se arrodilló, me bajó los pantalones, se sorprendió un poco al ver que no llevaba bóxer, pero más se sorprendió al ver que tenía el rabo completamente duro, no presumo de tenerla muy grande, creo que no esta mal, en torno a los 19 cm, la muy golosa, se la metió en la boca y empezó a chupármerla, se tragaba todo lo que podía, también me pasaba la lengua por los huevos que tengo completamente depilados, me estaba poniendo muy cachondo y la dije para, me di la vuelta y la dije empieza a chuparme el ano, mientras Juani, ya se había quitado la ropa, se había quedado con su tanguita de cuero, lo estrenaba ese día, pues lo había comprado para la ocasión, mientras que Loli, me mojaba el culo, Juani se dispuso a chuparme la polla, me estaban poniendo muy cachondo, a la vez Juani jugaba con su coñito, metiéndose un dedito por dentro del tanguita, fue a hacer lo mismo Loli y Juani, la dijo, ni se te ocurra perra, te tocaras cuando te digamos.

Juani, se estaba calentado y me dijo, necesito que esta zorra me coma el coño, se tumbó Juani encima de la cama, se quitó su tanguita de cuero y se espatarró, le dijo a Loli, ven aquí perrita y cómeme el coño, Loli se incorporó a la cama a cuatro patas, seguía con su tanguita mojado y empezó a lamer el coño a Juani, yo me acerqué a Juani y la di un beso en la boca, luego me puse detrás de Loli, la empecé a meter un dedo en su coño, estaba muy mojada la muy zorra, la ponía cachonda comer el coño a Juani, Juani, cada vez se estaba poniendo más cachonda y cogía de la cabeza Loli para que no dejara de comérselo, yo creo que no era necesario, pues parecía que disfrutaba la muy zorra de Loli, de comer el coño a Juani, la saqué el dedito que tenía dentro de su coño y de un tirón fuerte, la rompí el tanguita, ya solo tenía las bolitas chinas dentro de su coño, estaba encharcada, entre mi dedito de antes, lo que la estaba haciendo a Juani y las bolitas, se la notaba muy cachonda. Saqué de nuestra bolsa de juguetitos un masturbador anal, la puse un poquito de crema lubrificante, primero la metí un dedito, luego dos y por fin el masturbador, como el masturbador vibraba la estaba poniendo muy cachonda, lo mismo que Juani, que empezaba a perder el control, pues parecía que la estaba a punto de venir, su primera corrida de la tarde, Loli se dio cuenta y como ella estaba también a punto, empezó a lamer con más ganas, no tardaron en correrse las dos, primero fue Loli, que no pudo aguantar entre las bolitas chinas y el masturbador en su culo se corrió, seguidamente Juani, que vio que Loli se corría mientras la comía el coño.

Mientras que se corría Juani, la dijo a Loli, ahora te castigaremos zorra, pues no te hemos dado permiso para que te corras y te has ido como una cerda. Loli balbuceaba mientras la comía el coño, perdóname mi ama, pero no he podido aguantarme.

Cuando se corrieron las dos, Juani seguía despatarrada en la cama, quité a Loli y se la metí en el coño a Juani, yo creo que estaba terminando de correrse la primera vez y empezó a gemir otra vez, al sentir mi polla en su coño. Empecé a moverme deprisa, pues estaba muy cachondo, le dije a Loli, que se pusiera detrás de mí y me metiera por el culo un dedo, estaba muy cachondo, Juani, ya se había corrido otra vez, pero yo estaba muy excitado, luego Loli, me metió el masturbador anal en el culo, mientras que yo me follaba a Juani, no podía más y la llene el coño de leche a Juani, ella se volvió a correr otra vez. Descansamos un minuto. Juani, estaba muy cachonda, yo me salí de ella y la dije a Juani, tal como estaba despatarrada, límpiamela, me acerqué a su cara y me la dejo reluciente, yo sabía que tardaría un ratito en recuperarme y que Juani, estaba cachonda, la dije a Loli, túmbate tu ahora en la cama.

Así lo hizo y Juani se puso encima de ella con el coño en su boca y el coño de Loli en su boca, haciendo un 69. Le dijo a Loli, méteme bien la lengua y límpiame la corrida de Antonio, eso hizo Loli, a la vez Juani, le comía el coño a Loli, se empezaron a poner las dos cachondas, mientras yo me senté en una silla y me fumé un cigarro, era como estar en el cine, eso me ponía cachondo y sabía que no tardaría mucho en ponerme en forma.

Ellas seguían a lo suyo, de golpe, Juani, dejo de comerla el coño a Loli y la dijo, abre bien la boca perra, Juani empezó a mearla en la boca a Loli, ella hacía todo lo posible por tragárselo todo, pero no podía. Juani estaba muy cachonda y cuando terminó de mearla, la dijo ahora sigue comiéndomelo, Loli siguió comiéndoselo con la cara y el pelo todo meado, yo me acerqué a Juani y la di un beso en la boca, seguíamos morreándonos, mientras que se corrió en la boca de Loli.

Loli, estaba muy cachonda, no la había dejado correrse Juani y se la veía muy excitada, encendí un cigarro a Juani y se lo di a fumar, mientras seguía en la misma posición, encima de Loli, le dio un par de caladas y se levantó de la posición.

La di otro cigarro a Loli, se lo empezó a fumar nerviosa, se la veía excitada, cuando se fue a incorporar, la dijo Juani, fúmatelo donde estas zorra, queremos verte toda meada, como una guarra. Se fumaron el cigarro, yo ya estaba dispuesto a más caña, abrí la botella de cava que traíamos, le di un vaso a Juani y otro para mí, saqué las bolas chinas del coño de Loli, la dejé así, le eché un poquito de cava en la boca directamente de la botella a Loli, luego fui bajando con la botella, el cava, estaba frío, primero en sus pezones, luego en su vientre y luego en su coño, la eché un buen chorro, esto la excitó, primero por el frío del cava y luego por sentirse cachonda y que no la dejábamos correrse.

La dije levántate de la cama y le dije a Juani y a Loli, que me chuparan, mientras que yo me tumbaba en la cama toda mojada, empezaron las dos a chupármerla, me la pusieron dura enseguida, a la vez se morreaban y se tocaban las tetas.

Cuando la tenía dura, la dije a Loli, ahora te vamos a abrir bien el culo. Yo me quedé en esa posición, tumbado encima de la cama, me puso Juani el preservativo y se montó encima de mí Loli, primero se la metió en el coño, se notaba que tenía ganas. Juani se puso encima de mí, para que yo la comiera el coño, se podían morrear las dos y tocar las tetas, pues estaban una enfrente de la otra. Loli me cabalgaba como una posesa, se iba a correr enseguida, Juani, también se estaba excitando.

Loli se corrió encima de mi polla y Juani, empezó a mojarme mi boca, se estaba corriendo también. Juani se incorporó y le dijo a Loli que saliera de mi polla. De nuestra bolsa maravillosa, sacó Juani dos pollas con correas, ya sabéis de lo que hablo, ¿no? Se las puso y la dijo a Loli que se sentara en su polla, yo por detrás, me coloqué en posición al culo de Loli, Juani, no se movía de momento y Loli, también estaba quieta, tan sólo tenía la polla de goma dentro del coño y Juani la suya. La unté bien el culo de crema lubrificante, me puse un poquito en mi preservativo y empecé a metérsela en el culo a Loli, la sensación era muy especial, pues se notaba que tenía la otra polla dentro del coño. No había mucho espacio y notaba prácticamente pegado a mi polla, la polla del coño. Entró poco a poco, a Loli, la dolió un poquito al principio, pero ya la tenía toda dentro de su culo. Juani, puso en marcha los vibradores de sus colitas y yo empecé a moverme cada vez más deprisa, con mis empujones se movían las dos. Así estuve un buen rato, Loli empezó a correrse y parece que no paraba nunca, se lo estaba pasando muy bien, Juani, también estaba cachonda, pero iba más despacio, pues Loli tenía dos pollas dentro de ella y Juani, sólo una y de plástico, pero se veía venir que estaba a punto de correrse, a mí no me quedaba mucho y más con el ritmo que había puesto.

Apreté fuerte de las tetas a Loli y la dije perra, me voy a correr, Loli dijo qué bien mi amo, Juani a la vez se corría, mi corrida fue larga al igual que la de Juani que había sido prolongado y Loli seguía corriéndose.

Cuando terminé, saqué mi polla, me quité el preservativo y puse mi polla entre las dos y las dije que me la limpiaran, Loli, todavía tenía dentro de su coño la polla de plástico de Juani, se la seguía follando, cuando me la dejaron bien limpia, me puse de pie encima de la cama, enfrente de la cara de Loli, ahora Loli cabalgaba encima de Juani, se iban a correr otra vez las dos.

Yo la dije a Loli que abriera la boca, apunte con mi polla y la empecé a mear, seguía cabalgando encima de Juani, mientras tragaba lo que podía, se la caía mucho hacia abajo, mojándola los pechos y llegando a la cama. Esto las puso más cachondas y se volvieron a correr las dos. Me incorporé, le di un trago al cava, un beso a Loli y otro a Juani, encendí tres cigarros, estábamos reventados, pero felices, le di uno a cada una y yo me fumé el mío. Yo y Juani, nos fuimos a duchar, mientras que dijimos a Loli que se quedara tumbada en la cama, con la orina. Luego se duchó Loli, colocamos eso un poco y nos fuimos a cenar como una pareja con su amiga.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *